mis días en papel

Hace dos años me levantaba a las 6 para ir a cursar a Palermo, salía a la 1 y volaba para Pilar a trabajar en la oficina. Generalmente me quedaba hasta las 9 trabajando y en casa intentaba comer, hacer gym y trabajar en mis proyectos, antes de dormirme a la 1.
Con 22 años la vida me parecía monótona y cansadora. Todo se disfrutaba poco y era un medio para un fin (trabajar para tener plata, para bancar las cosas de la facultad, el auto, mis caprichos y mis side projects. Estudiar para terminar, para tener un título)
En qué me empecé a concentrar? En dibujar. Dibujaba porque era lo único que me gustaba hacer, lo único que era un fin en sí mismo, lo único que no estaba supervisado por nadie y lo único que no tenía reglas a seguir.
Empecé a dibujar mis días en forma de cómics(o algo así), para confirmarme a mi misma que todos mis días no eran iguales. Y ese pequeño hobby disparó todo lo que el dibujo es hoy.
Volví al punto de partida porque siento, dos años después, que es la mejor manera de recordar por qué empecé con toda esta aventura de la ilustración.
Mis días están de vuelta en papel.

📍Buenos Aires, Argentina

15-aug-2018

Published by Wan

Creative Human Being

Create your website with WordPress.com
Get started