rant de año nuevo

Está nevando afuera y no puedo dejar de sentirme asombrada por algo tan bello y natural como la nieve.

Como buena niña de Buenos Aires, la nieve nunca formó parte de mi vida y la primera vez que la conocí fue en verano, en Bariloche, en un campamento que estábamos haciendo con los scouts. Pero ver nevar, sólo al venirme a vivir a Alemania.

Estos cambios de clima en los hemisferios me desacomodan mi calendario interno jaja! Festejar Navidad y año nuevo en invierno sigue sintiéndose un poco “extraño”, porque son fechas que toda mi vida asocie con el calor, las noches en el jardín del vecino y ropa interior rosa que nos regalaba mi mamá. El cumpleaños de mi abuelo siempre era a los 30 grados de calor, y hoy, en el medio del frío y la nieve, me acuerdo que estaría cumpliendo 88. Siempre lo pienso, siempre me pregunto qué haría él en algunas situaciones, siempre lloro al darme cuenta que no va a estar para conocer a Johannes, que no va a estar cuando me case o tenga hijos o cuando quiera tomar un mate en su casa. A veces me pregunto por qué no hice más cosas con él, o siento que le tendría que haber hecho saber lo mucho que lo quería, pero parte de mi sabe que él está por algún lado viendo todo.

También sé que mucho de él lo tengo yo: la necesidad constante de viajar y explorar cosas nuevas, mi obsesión con leer más y más libros, el disfrute de estar sola, ese amor por estar afuera en la naturaleza y obvio, el paladar por el vino jaja.

***

Este año no hice resoluciones, tengo algunas ideas de cosas que quiero hacer pero nada como “planes”. No quiero cargar mi año de expectativas, porque creo que el problema de mi vida fue siempre poner expectativas y planear cosas, tanto que no disfrutaba nada. Y casualmente, las mejores cosas (o los highlights) de estos últimos años pasaron sin que hubiera expectativas de por medio.

Así que en vez de armarme un montón de resoluciones, voy a ir tomando las cosas de a poco y paso a paso: me gusta la idea que proponemos en el club del descanso, de poner intenciones semanales. Quizá me ponga intenciones mensuales, quizás vea cómo me siento cada día. Flexibilizarnos es clave para poder adaptarnos y sacar lo mejor de las situaciones. O eso creo.

***

Disfruté mucho estas semanas de fiesta. Me pude poner al día con mi descanso: miré series, leí, me senté a mirar la lluvia y a acariciar al gato… todo muy cosy, tomando mucho té y saliendo a caminar por el bosque. Terminé mi journal, empecé uno nuevo, nos juntamos con Manurro a dibujar online y pasamos tiempo en familia con Johannes (también hicimos videollamada con mi familia que está en Argentina) y charleé un poco con amigues.

De a poco estoy volviendo al trabajo: esta semana es tranqui, abrí mails y empecé a responder algunos, armé el calendario para Patreon y grabaré el podcast para la semana que viene. Y la próxima veremos.

Ustedes cómo pasaron sus fiestas? Hicieron resoluciones de año nuevo o que venga lo que venga?

Algunas recomendaciones para chusmear:

Ku’dam 56 una serie alemana en la época de los 60 que no puedo creer que la vi en alemán (y entendí jaja)

-Posteé un calendario de enero para descargar en el Café de Curiosos

-El canal de Mina Lee, que hace reviews de vestuarios de series de época. Me encanta!

That’s it for now.

Besos,

Wan

📍Nürnberg, Germany.

💌Mi newsletter 🌿Patreon

Published by Wan

Creative Human Being

comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started